Menu
testimonio background

HISTORIA # 17


Testiomonio - Cristóbal Benavídez


Soy un paciente que sufre de cáncer de pulmón. Mi nombre es Cristóbal Benavidez, tengo 63 años de edad y hace dos años me diagnosticaron esta penosa enfermedad cuando me sometí a exámenes médicos debido a mi notable pérdida de peso, y otros síntomas que indicaban que algo no andaba bien en mi salud, como por ejemplo, la tos que era constante y también el dolor en el pecho. Los médicos no me daban mucha esperanza de vida, ya sufría de metástasis local, y el cáncer de pulmón es devastador.

Estaba tomando calmantes fuertes y siguiendo los tratamientos que me indicaron los oncólogos, pero sin obtener buenos resultados, cada día se deterioraba más mi salud. Tengo una hija que por motivos de trabajo viajo a Cuba y allá le comentaron sobre el veneno del escorpión azul y sus buenos resultados en pacientes que padecen de cáncer. Todas las referencias que le dieron resultaban bastante reales, y también las historias y casos de gente cercana que le fueron puestas como ejemplo.

Decidimos probar con el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) y ver qué resultados favorables podría proporcionarme el tratamiento, aunque en ese momento no contaba con muchas esperanzas en ningún medicamento debido a que durante meses no me aliviaba con nada. El cambio fue milagroso, inicie mi tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) en enero del 2012. A los tres meses de estar tomando el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) me sentía bastante recuperado en comparación a los meses anteriores en que no podía desarrollar ninguna de mis actividades cotidianas.

Posteriormente, luego de comenzar el tratamiento, me sometí a la radioterapia y quimioterapia con buena tolerancia en la quimio. Después de 5 meses tomando el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul), en conjunto con los tratamientos convencionales, el resultado de los exámenes presento que había una reducción de las lesiones tumorales.

Los síntomas que presentaba al inicio del tratamiento fueron desapareciendo y recupere casi totalmente mi peso habitual. He continuado mi vida relativamente normal y el único tratamiento que mantengo hasta el momento es el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul). Para mi ha sido el arma más completa para luchar contra esta enfermedad.

Correo Contacto: cristbal.benavidezlpez@yahoo.es

¡Contáctanos!

Nos interesa conocer tu historia, escríbenos para publicarla juntos.

Envíanos tu mensaje








Información de contacto

Escríbenos a este email

info@escozul-testimonio.com

Nuestras Redes Sociales