Menu
testimonio background

HISTORIA # 18


Testiomonio - Mariana Terán


Hola mi nombre es Mariana Terán, tengo 55 años de edad. Lamentablemente en enero del año 2012, me detectaron un adenocarcinoma de recto con metástasis a pulmones. Mi estado de salud era bien delicado y los oncólogos que estaban tratándome decidieron iniciar mi tratamiento con una cirugía de la cual demore bastante en recuperarme. Atravesando por todo este proceso de recuperación, llego a mis manos información detallada que me enviaba una amiga sobre el tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul), el veneno del escorpión que ya ella lo había estado tomando hacía algún tiempo, y su padecimiento en la tiroides había desaparecido.

Pues con muy buena fe me lo recomendó y quise antes de tomar una decisión consultar con uno de los especialistas que me trataba. Llegando ambos a la conclusión de que con probar no perdía nada, ya que era un tratamiento completamente natural que no contaba con contraindicaciones. En marzo del 2012, inicie con el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul), y aproximadamente a los dos meses de seguir el tratamiento se hizo notable una mejor condición física en mi persona, mejoro mi respiración y mi calidad de vida en general. Mi familia y yo, como paciente enferma de cáncer nos sentíamos mucho más animados y con ganas de seguir luchando contra mi enfermedad.

Pero no se hace fácil muchas veces y el cáncer es una poderosa enfermedad que se resiste ante muchas alternativas. A pesar de mis buenos resultados en los dos primeros meses de estar tomando el LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul), sufrí una recaída un mes después. Los exámenes diagnosticaron que había un aumento de las metástasis pulmonares y aparición de nuevas metástasis. Nos alarmamos muchísimo con estos resultados aunque imaginaba según mis síntomas que algo no andaba bien.

Continúe mi tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) y puse mucho empeño en seguir las indicaciones de mis médicos estrictamente. Al próximo mes se hicieron visibles nuevas mejorías en el estado de mi salud, tuve la capacidad de caminar sin apoyo nuevamente, mejoro mi postura.

En el mes de agosto de ese mismo año los resultados de mis exámenes probaron una estabilidad de las lesiones pulmonares, y ya en noviembre se había logrado una estabilidad en mi enfermedad, tenía una buena condición física, buen apetito, había desaparecido el dolor, y demás padecimientos que eran constantes en mi estado de salud.

Llevo un año aproximadamente siguiendo el tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) y la mejoría en mi calidad de vida es visible en todos los aspectos. Agradezco inmensamente al Grupo LifEscozul Cuba por su profesionalidad y su colaboración humana y solidaria con las personas que padecemos de cáncer.

Mediante mi testimonio que es la historia viva de mi padecimiento y los buenos resultados que he obtenido con este tratamiento, espero servir de ayuda para aquellos pacientes que tanto lo necesitan y no conocen que a nuestro alcance tenemos una nueva esperanza de vida contra el Cáncer, llamada LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul).

Correo contacto: Marianateran1958@hotmail.com

¡Contáctanos!

Nos interesa conocer tu historia, escríbenos para publicarla juntos.

Envíanos tu mensaje








Información de contacto

Escríbenos a este email

info@escozul-testimonio.com

Nuestras Redes Sociales