Menu
testimonio background

HISTORIA # 7


Testiomonio - Moisés Lépez Fuentes


Mi nombre es Moisés Lépez Fuentes, tengo 67 años y vivo en Valdivia, al sur de Chile. Soy casado hace 42 años, tengo 4 hijos y 4 nietos pequeños. Toda nuestra vida como familia nos ha marcado la lucha y el constante esfuerzo por salir siempre adelante y disfrutar la vida., aunque el camino a veces se vuelva pedregoso. El 24 de Diciembre de 2012, para Navidad, tuve que ir de Urgencia al Hospital debido a fuertes dolores en el abdomen que no podía soportar.

Luego de que me atendieran y de un respectivo escáner, se pudo comprobar que tenía un tumor importante detrás del colon izquierdo. Tuvieron que realizarme una Colostomía de Urgencia para descomprimir el colon, y desde ese día estuve un mes hospitalizado donde me realizaron diversos exámenes y biopsias para diagnosticar finalmente Cáncer de Colon, con metástasis en pulmones e hígado. El primer tiempo fue muy difícil, con constantes dolores y viendo cómo de un día a otro toda mi vida y la de mi familia daba un vuelco en 360°.

Después la Colonoscopía, el Cirujano nos dio malas noticias: que el tumor estaba muy mal ubicado, que tenía nódulos en pulmones e hígado, que debido a mi diabetes y daño crónico anterior en el hígado era difícil, por no decir imposible, operarme y en resumen que no había mayores esperanzas. Pedimos otras opiniones, y nos recomendaron estabilizar su diabetes y que empezara a movilizarse, ya que había perdido toda la masa muscular y 20 kilos en dos semanas, para revisar nuevamente su caso.

Después de dos altas médicas infructuosas, donde tuve que volver de urgencia al Hospital de Valdivia, por descompensarme en forma grave, regresé a mi casa a mediados de Enero de 2013. En todo este tiempo viajaron mis hijos que viven en otras ciudades y llegué a mi hogar lleno de cariño de mis 4 hijos, nietos, familia y amigos. Me di cuenta que se había creado una gran campaña para mi, llamada “Fuerza Moncho”, en Facebook y Twitter, mucha gente me escribía y contactaba, sin siquiera conocerlas, ésta campaña empezó a crecer, a través de las redes sociales, enviándome mensajes de fuerza y amor, a través de fotos, con letreros con el logo de la campaña, chapitas, corridas en mi nombre, etc. Fue así como llegó a una de mis hijas la recomendación de la ingesta del veneno del escorpión azul que se hacía en Cuba, empezamos a investigar y nos dimos cuenta que Lifescozul no tenía fines de lucro y que se mostraban muy interesados en ayudar a mejorar las condiciones de vida de los enfermos de cáncer. Los contactamos y en muy pocos días nos llegaron las dosis, las cuales preparamos y por 3 meses he estado con 4 ingestas al día.

No he tenido ningún síntoma que me haga dejar de tomarlo, todo lo contrario, empecé a levantarme y caminar, a comer en forma normal, hasta ese momento no resistía ningún tipo de comida, subí de peso, y en resumen comencé a retomar mi vida como siempre ha sido. Después de un mes y medio de éste tratamiento, volví a realizarme exámenes y la Junta Médica resolvió que estaba en condiciones de operarme para disecar el tumor, ya que se habían normalizado mis niveles y había presentado una recuperación notable y, por lo tanto, los riesgos se habían minimizado, aunque no desaparecían.

El 03 de Abril me operaron, la intervención duró 6 horas, pudieron sacarme el tumor y me dejaron 30 cm. de colon. Mi mejoría fue notable, retomé el tratamiento con Lifescozul, que tuve que suspender al operarme, y, a pesar de que los médicos me habían informado de que quedaría para siempre con colitis crónica y que mi recuperación sería muy lenta, esto no sucedió, mi digestión es normal, no he tenido grandes dolores, sólo molestias pequeñas debido a la operación, nada importante y hoy mi alimentación es sana y normal, volví a manejar, camino bastante, salimos a pasear con mi esposa, disfruto la vida lo más que puedo, visito a mis hijos y juego con mis nietos. El 12 de Junio me realicé el examen PET CT, donde pudieron comprobar que los nódulos que presento son los mismos que detectaron en el hígado y pulmón el día 24 de Diciembre de 2012, no han avanzado hacia otras zonas del cuerpo, situación que era muy probable que sucediera por lo avanzado del tumor cuando me operaron.

Hoy estoy en proceso de evaluar mi tratamiento, el tipo de quimioterapia que es conveniente realizar y seguir con mis evaluaciones continuas. Sin duda, al mirar hacia atrás, el avance progresivo que he tenido es realmente notable, ya que pasé de un “no” rotundo de mi médico ante la idea de operarme, de estar desahuciado, a estar con una excelente calidad de vida, disfrutando cada día, sin dolores, y teniendo mucha fuerza para seguir luchando.

Todos los días me levanto sabiendo que el tratamiento con Lifescozul ha sido fundamental para mi recuperación, además de todo el amor que tengo a mi alrededor. Hasta los médicos me han dicho que mi mejoría ha sido realmente notable, eso me deja tranquilo, he logrado ir doblándole la mano al destino y creyendo en las opciones que nos presenta la vida, como éste tratamiento que jamás pensé que sería tan accesible y beneficioso, hasta sentir que tengo muchas opciones de seguir viviendo feliz como siempre he sido.

Correo electrónico: moncholepez@gmail.com / oncol.valdivia@gmail.com

¡Contáctanos!

Nos interesa conocer tu historia, escríbenos para publicarla juntos.

Envíanos tu mensaje








Información de contacto

Escríbenos a este email

info@escozul-testimonio.com

Nuestras Redes Sociales