Menu
testimonio background

HISTORIA # 16


Testiomonio - Román Cueva


Mi testimonio no es más que mi experiencia personal. Una historia resumida de mi enfermedad con la que me gustaría ayudar a tantas personas que padecen de cáncer y necesitan encontrar una esperanza de vida. Me llamo Román Cueva, soy chileno y tengo 78 años. En el año 1998 me diagnosticaron un cáncer de próstata que se me fue extirpado con cirugía.

Luego de esta operación continúe mi vida normal, siempre confiado en el diagnóstico de los médicos que declararon mi cirugía como exitosa. Cada cierto tiempo continuaba chequeándome y realizándome exámenes, pues los médicos me habían explicado la gravedad del cáncer de próstata y la importancia de que una persona que allá sufrido cáncer, se cuide durante toda su vida en todos los aspectos, alimentación y demás.

Transcurridos once años de mi operación y de haber superado supuestamente el cáncer de próstata. Algunos síntomas me llevan a realizarme nuevos exámenes en los que se mostró aumentó del antígeno prostático específico (PSA) y presencia de metástasis ósea. Comienzo con radioterapia y consigo disminuir el PSA.

Y en esa etapa en la que mi salud estaba bien deteriorada inicio el tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) que me fue recomendado por un especialista que ya había tenido experiencias favorables y cercanas con otros pacientes que lo habían tomado. Me dieron un pronóstico de vida que prefiero reservarlo. Agradezco la sinceridad de los médicos al explicarme sobre la gravedad de mi cáncer.

Cuando avance a los siete meses de tratamiento con LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul) había superado mi pronóstico de vida. El cáncer óseo no había avanzado más y tenía una mejor tolerancia al dolor. No tengo la menor duda de que si estoy vivo es gracias al LifEscozul® (Escozul, veneno del escorpión azul, veneno del alacrán azul), porque hace tiempo se cumplió el plazo de vida que me habían dado los médicos, los remedios que estoy tomando son sólo para calmar el dolor. Lo que me mantiene con vida y bastante recuperado es el veneno del Escorpión Azul.

Correo contacto: romn.cuevaparedes@yahoo.es

¡Contáctanos!

Nos interesa conocer tu historia, escríbenos para publicarla juntos.

Envíanos tu mensaje








Información de contacto

Escríbenos a este email

info@escozul-testimonio.com

Nuestras Redes Sociales